Logran regenerar suelos contaminados y recuperar su vegetación con lodos de mármol

Investigadores del grupo ‘Edafología aplicada’ de la Universidad de Almería, en colaboración con la Universidad de Granada, la Politécnica de Murcia y el Centro Tecnológico Leitat de Barcelona, en España, han demostrado que la reutilización de lodos de mármol en zonas contaminadas por metales pesados contribuye al crecimiento de vegetación, lo que permite la recuperación del entorno y mejorar su impacto visual.

En concreto, los expertos han corroborado estos resultados en varias parcelas de Aznalcóllar (Sevilla) afectada por un vertido tóxico hace casi dos décadas. En ellas, han logrado recuperar zonas verdes que con anterioridad habían permanecido yermas.

Por otro lado, también han comprobado que en las laderas de las canteras de mármol de Macael (Almería), reaparece vegetación tras cubrir la zona con lodos de este mineral, ya que incrementa la humedad y hace posible que las plantas incrementen su enraizamiento en el suelo.

En este sentido, los investigadores iniciaron este proyecto recogiendo lodos de las balsas que se originan junto a las canteras. Tras procesar y caracterizar las micropartículas, determinar su composición, tamaño e indicadores de toxicidad, obtuvieron que estos residuos están libres de contaminantes.

Después de ello, los expertos realizaron pruebas de fijación de metales. En concreto, colocaron muestras de lodo en contacto con soluciones contaminantes con el objetivo de definir qué cantidad de metales podía adherirse a los residuos. “El resultado fue que los lodos procedentes de la industria del mármol podían precipitar la mayor parte de los principales contaminantes de la zona como cobre, zinc, cadmio, arsénico y plomo”, puntualiza a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Almería y coautor de este estudio, Mariano Simón.

Una vez obtenidos los resultados a escala de laboratorio, ensayaron in vivo en pequeños invernaderos empleando distintos tipos de suelos, diferentes lodos y también contaminantes variados. “Probamos en macetas si el lodo propicia el crecimiento de cualquier tipo de flora, ya sean plantas, arbustos u otro tipo de vegetación”, matiza Simón.

A lo largo de todo este proceso, recogido en el estudio titulado ‘Using marble sludge and phytoextraction to remediate metal(loid) polluted soils’ y publicado en la revista Journal of Geochemical Exploration, los expertos utilizaron la planta conocida como Mostaza (Brassica juncea).

Para cerciorarse de la aplicación de estos residuos del mármol, probaron en dos tipos de suelos diferentes. Por un lado, en uno ácido donde el pH es bajo y el contenido en metales contaminantes solubles es elevado. “Este sistema limita la erosión en casos de lluvia y viento y como consecuencia, se paraliza la dispersión de la contaminación”, detalla este científico.

Al mismo tiempo, se propicia la biorremediación, puesto que la planta actúa como filtro reteniendo los metales y evitando que lleguen a las capas freáticas, es decir, las agua subterráneas.

Tras analizar esta técnica en terrenos ácidos, ensayaron en suelos básicos también contaminados. “En este tipo de suelos, como los que hay en las canteras de mármol o la minería del hierro, el lodo no incrementa el pH, pero el carbonato cálcico también fija determinados compuestos como el arsénico y evita su movilización”, explica el investigador.

Los resultados de este proyecto se han examinado en dos localizaciones de Andalucía. Por un lado, en la localidad sevillana de Aznalcóllar, afectada por un vertido de metales hace casi dos décadas.

Allí, los investigadores trasladaron lodos de mármol de Macael para regenerar parte de esta zona. “Hoy, tras 19 años después de que se produjera el vertido que contaminó toda esa parte, aún hay muchos calveros donde no crece la vegetación porque el lodo de azufre de la mina impide que crezca. Con este trabajo hemos logrado recuperar zonas verdes con una finalidad meramente estética, ya que las plantas pueden ser perjudiciales para la salud tras haber estado en contacto con metales. Así que no se puede ni recolectar plantas ni tampoco cazar”, especifica Simón.

Al mismo tiempo, en las canteras de Macael, los científicos recubrieron las piedras de las canteras con lodos a modo de manto y seguidamente las cubrieron con tierra vegetal. ”Antes sólo se depositaba esa tierra encima de la cantera, pero a causa de la erosión, todo este sustrato se perdía. En cambio, ahora, al rellenar los huecos de la cantera con lodo de mármol que tiene elevada capacidad de retención de agua y añadirle tierra encima, las raíces de la planta llegan hasta el lodo, ya que éstas van buscando humedad, y finalmente se enraízan, garantizando su crecimiento”, apunta Simón.

Este proyecto de investigación, financiado por la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, es la continuación de otros estudios donde los expertos comenzaron a trabajar identificando lodos de mármol hace ya 10 años.

http://noticiasdelaciencia.com/not/24561/logran-regenerar-suelos-contaminados-y-recuperar-su-vegetacion-con-lodos-de-marmol/

Diego Vallejo Iglesias (4ºC ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario

La inteligencia artificial de Google reconoce cada vez mejor las imágenes

El consejero delegado de Google, Sundar Pichai, saltó hoy al escenario del anfiteatro de la ciudad californiana de Mountain View donde la empresa celebra su reunión anual de desarrolladores con un mensaje muy claro: “Lo primero para nosotros es la inteligencia artificial”, lo que deja atrás la era del “mobile first” (lo móvil, lo primero).

La nueva estrategia del gigante tecnológico, cuya sede central está ubicada en las inmediaciones del anfiteatro desde el que habló hoy Pichar, afectará todas las líneas de negocio de la empresa, desde su motor de búsqueda, hasta su aplicación para fotos, el servicio automático de traducciones, su asistente digital o Google Home.

Pichai anunció hoy el lanzamiento de una nueva tecnología, Google Lens, que permite a la cámara del teléfono “entender” las imágenes que está viendo. Y para que los alrededor de 7.000 asistentes al evento pudiesen visualizar de lo que estaba hablando, Pichai mostró cómo, al apuntar con la cámara a una flor, se identifica de forma automática el tipo de flor y el usuario puede elegir entre distintas opciones, entre ellas la de ver las floristerías más cercanas.

Si estamos dudando si entrar o no en un restaurante podemos apuntar con la cámara a la fachada y ver cómo se sobrepone una tarjeta con la clasificación media de los clientes que ya han comido en el local.

http://www.lavanguardia.com/tecnologia/20170517/422688967865/google-lens-inteligencia-artificial-google-io-google-fotos-android-o.html

Marta Chapela Fernández (4ºC ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario

Plantas electrónicas vivas, o e-Plants, un futuro no tan lejano

Hace mucho tiempo que circula por las redes la bonita frase: “Imagínate que los árboles dieran WiFi, todo el mundo plantaría árboles como locos y acabaríamos con la deforestación. Es una lástima que sólo produzcan el oxígeno que respiramos…”.  Pues puede que esto no sea tan descarado, parece que las plantas electrónicas serán una realidad en un futuro no tan lejano.

Las plantas electrónicas, o e-Plantas, o e-Plants, se definen como “plataformas bioelectrónicas orgánicas que permiten interactuar electrónicamente con plantas vivas”. Aunque parezca ciencia ficción (más propio de una serie de televisión como Black Mirror), poco a poco se van desarrollando tecnologías que permitirán en un futuro cambiar todos los conceptos de comunicación. La idea es crear dispositivos electrónicos y circuitos vivos, que utilicen las plantas y sus sistemas vasculares como “plantilla”, de esta forma se podría conseguir ventajas inimaginables hasta ahora, como dispositivos electrónicos que crezcan o se reparen solos o que no tengan ningún residuo para el medio ambiente.

En este sentido, un grupo de científicos de Suecia acaban de publicar un artículo en la prestigiosa revista PNAS en el que muestran los avances que han realizado en la materia.

En este artículo demuestran cómo han conseguido un material ( “oligómero”)  que puede ser distribuido y sintetizado por una especie de rosa (Rosa floribunda) formando largos polímeros  a lo largo de todo el tejido vascular de la hoja, es decir “de su cuerpo”. Lo que significa esto es que han conseguido que se forme una especie de circuito electrónico con “cables” a lo largo de todo el “cuerpo de la rosa”.  No solamente esto, sino que además han conseguido que estos “cables” entren en el espacio apoplástico de las hojas (el espacio entre una célula vegetal y otra). Esto supone un avance para conseguir transmitir la energía de la planta a dispositivos electrónicos integrados, haciéndolos así autónomos respecto a  la energía externa.

Lo primero que hicieron fue buscar una sustancia soluble en el agua que se distribuyera sin problemas dentro de la planta sin que la hiciera ningún daño.

Después de diseñar varios materiales han utilizado varias sustancias químicas llamada PEDOT-S  (de la abreviación de alkoxysulfonate-functionalized poly (3,4ethylenedioxythiophene)), por favor, sin bromas sobre la desafortunada abreviatura y otra variación llamada ETE-S.  Esta sustancia  es capaz de organizarse dentro del  Xilema de la planta, lo que sería como las “venas de las pantas”. Gracias a que tiene un muy bajo potencial oxidante para la planta y a su bajo tamaño molecular puede introducirse a lo largo de todos los tejidos de la planta, formando una red de “cables”. La introducción de esta sustancia fue muy simple, simplemente la disolvieron en agua y pusieron las rosas cortadas en esta agua, transportándose de forma natural por toda la planta a las 24 horas.

Mediante diferentes técnicas como microscopía y cromatografía líquida comprobaron la eficacia de esta red de “cables” a lo largo de la planta. Además hicieron un circuito muy sencillo para comprobar el potencial que tendría este sistema para, en un futuro poder alimentar dispositivos autónomos más complejos.  Aunque el dispositivo era muy sencillo, con una longitud de 1.7 centímetros, consiguieron una diferencia en la corriente eléctrica, consiguiendo demostrar que este “cableado” natural podría ser factible en el futuro.

Aunque aún está lejos de ser una tecnología aplicable a la vida real, este artículo ha demostrado que es posible desarrollar un concepto cómo e-plants. Esto tendría unas aplicaciones inimaginables hoy en día, pero que seguro que algún día veremos, y de las cuales nos beneficiaremos en un futuro próximo.

https://articuloscientificosparanocientificos.blogspot.com.es

Rodrigo Abilleira Pena (4ºB ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario

Por qué nuestros hijos podrían heredar nuestros vicios

Se cree que las plumas de los dinosaurios no surgieron porque les facilitasen el vuelo. Las primeras utilidades que favorecieron su selección fueron, posiblemente, que ayudaban a mantener la temperatura corporal o servían como reclamo sexual. Después empezaron a ser el soporte para realizar modestos planeos y millones de años después el resultado de aquel proceso se observa en las aves que surcan los cielos. Una adaptación similar es la que sirve para volar a algunos humanos, en este caso con drogas.

El sistema de recompensas naturales de nuestro organismo apareció porque nos empujaba a buscar cosas que facilitan nuestra supervivencia. Sustancias como la cocaína realizan sus efectos a través de los mecanismos de recompensa que nos hacen sentir bien cuando saciamos la sed o el hambre, pero con un efecto mucho más intenso. Estas vías para asegurar que buscamos agua o comida se han visto favorecidas a través de la selección natural pero también están detrás de las adicciones.

Desde hace tiempo, se sabe que hay factores genéticos heredables que pueden hacer a una persona más propensa a sufrir una adicción. Amplios estudios con gemelos han mostrado que el riesgo de abusar de las drogas es heredable hasta en un 60% de los casos. Esto se ha relacionado con variaciones en el genoma, pero esas particularidades no explican el fenómeno del todo. En los últimos tiempos, se están acumulando pruebas de que algunos cambios que se producen en las marcas químicas que el estilo de vida agrega al genoma, lo que se conoce como epigenoma, también pueden transmitirse a las generaciones posteriores. Eso sucedería también con la vulnerabilidad a las adicciones.

Esta semana, un grupo de investigadores de la Universidad de Fudan, en Shanghái, China, ha publicado los resultados de un estudio que puede ayudar a entender un poco mejor la relación entre los cambios epigenéticos de un consumidor de cocaína y la propensión de sus hijos a tomarla sin control. En el artículo, que se ha publicado en la revista Nature Communications, explican cómo separaron a ratones dependiendo de su motivación para buscar la droga. Este interés de los roedores se medía haciendo que para poder acceder a la sustancia tuviesen que empujar una palanca varias veces. El número máximo de veces que uno de los participantes en el estudio apretaba la palanca se empleaba para estimar el grado de motivación que le inspiraba la droga.

Una vez que identificaron a los animales con más interés por tomar cocaína, observaron la relación de sus crías con la sustancia y vieron que tenían mayores probabilidades de engancharse, algo que en humanos sucede en alrededor del 20% de los consumidores habituales. Los autores, también vieron que la heredabilidad de la adicción no depende de un mayor o menor consumo sino de la mayor o menor motivación para buscar la sustancia.

Para entender mejor los factores que hacen heredable una adicción, los investigadores analizaron el esperma de los ratones que querían consumir más y de los que no. Así, encontraron diferencias en la metilación de algunas zonas del ADN, un tipo de marcas epigenéticas que cambian la expresión de los genes. Después, vieron que algunos de estos cambios se mantenían también en la descendencia, algo que podría explicar por qué también ellos tienen comportamientos adictivos.

Aunque el estudio se ha realizado en animales y no se debería pensar en extrapolarlo directamente a humanos, los resultados coinciden con observaciones que se han realizado en estudios epidemiológicos. El consumo de cocaína de los padres se ha relacionado con problemas de ansiedad en los hijos, memoria deteriorada o déficit de atención. Además, se ha observado que si la madre toma cocaína antes del embarazo, se incrementa la sensibilidad de los hijos ante la droga, algo que facilita la adicción.

El conocimiento de la influencia de los cambios epigenéticos de los padres en la tendencia al consumo abusivo de droga en los hijos podría servir en el futuro para modificarlos y reducir ese riesgo. Investigadores como Juan Carlos Izpisúa, profesor del Laboratorio de Expresión Génica del Instituto Salk en EEUU, han logrado manipular esas marcas y esperan que eso se pueda hacer de forma más controlada y generalizada en el futuro. Los autores de este estudio quieren estudiar ahora si el uso de otras drogas, como la heroína, pueden provocar cambios epigenéticos similares.

http://elpais.com/elpais/2017/05/31/ciencia/1496244370_258847.html

Daniel Martínez García (4ºB ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario

Otra evidencia de que Marte albergó agua líquida en su superficie durante más tiempo de lo creído

El hallazgo se ha hecho gracias a unas observaciones del suelo marciano llevadas a cabo por el robot Curiosity, que recorre la superficie de Marte desde 2012.Los rasgos delatadores son áreas de lecho rocoso de color claro que rodean fracturas y que contienen altas concentraciones de sílice. Estas áreas han recibido el nombre de “halos” y están ubicadas en el cráter Gale.

El equipo de Jens Frydenvang, del Laboratorio Nacional estadounidense de Los Álamos, ha determinado que la concentración de sílice es muy alta en ciertos sectores de estos halos. La sílice parece haber migrado desde un lecho de roca sedimentario muy antiguo hasta rocas superpuestas más jóvenes.

El objetivo de la misión del robot Curiosity de la NASA ha sido averiguar si Marte fue habitable alguna vez, y ha tenido mucho éxito a la hora de mostrar que el cráter Gale contuvo en su día un lago con agua que, según algunas estimaciones, sin tratamiento previo alguno habría resultado tolerable para el consumo humano esporádico. Sin embargo, está resultando mucho más difícil averiguar cuánto tiempo duró este entorno habitable. Lo que nos dice el nuevo hallazgo es que, incluso cuando el lago acabó por evaporarse, cantidades sustanciales de agua subterránea perduraron durante mucho más tiempo de lo que se pensaba previamente, expandiendo por tanto aún más la ventana de tiempo durante la cual pudo haber existido vida en Marte.

Aún queda por ver si esta agua subterránea podría haber sostenido vida. Pero este nuevo estudio apoya descubrimientos recientes realizados por otro científico del Laboratorio de Los Álamos, quien encontró por primera vez boro sobre Marte, indicando una potencial existencia de agua subterránea habitable a largo plazo en el pasado del planeta. El boro es un elemento químico que a menudo aparece asociado a terrenos áridos donde se ha evaporado mucha agua. Los halos fueron analizados mediante instrumentos del robot.

http://noticiasdelaciencia.com/not/24564/otra-evidencia-de-que-marte-albergo-agua-liquida-en-su-superficie-durante-mas-tiempo-de-lo-creido/

Laura Piña Ferreiro (4ºC ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario

Obtienen un bioplástico derivado de la proteína de soja capaz de absorber hasta cuarenta veces su peso

Investigadores del grupo ‘Tecnología y diseño de productos multicomponentes’ de la Universidad de Sevilla, junto con expertos de la Universidad de Huelva (España), han obtenido un bioplástico natural a partir de la proteína de la soja capaz de absorber hasta cuarenta veces su peso.

Este nuevo producto, ecológico y biodegradable, es respetuoso con el medioambiente. Por ello, los expertos están explorando su aplicación en el campo de la horticultura, concretamente como materia prima a partir de la cual fabricar dispensadores de nutrientes agrícolas.

Para llegar al diseño del material que recogen en el artículo ‘Natural superabsorbent plastic materials based on a functionalized soy protein’, y han publicado en la revista Polymer Testing, los investigadores han realizado diferentes experimentos en el laboratorio alterando la composición de esta leguminosa.

Concretamente, han modificado su afinidad por el agua y han conseguido que retenga un porcentaje mayor de agua. “La soja tiene por sí misma una gran capacidad de absorción, lo que la convierte en un material idóneo. Sin embargo, nos planteamos si encajaría dentro de los bioplásticos súper absorbentes, que son aquellos que tienen que absorber entre 10 y 1.000 veces su peso real en agua. Tras introducir algunas variantes, el resultado obtenido ha sido positivo”, afirma a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Sevilla Antonio Guerrero, responsable de este estudio.

Durante los ensayos, los expertos han comprobado que según las variables de procesado y la combinación de la mezcla, las propiedades de absorción de la soja se alteran. “Sin interferir en su composición, esta legumbre es capaz de absorber doce veces su peso, mientras que si modificamos su estructura molecular para aumentar su afinidad por el agua, esta capacidad se multiplica por tres hasta alcanzar 36 veces su peso inicial, es decir, un aumento del 3.600% sobre su peso real”, especifica Guerrero.

Para desarrollar los experimentos, en primer lugar han procesado la soja con el fin de extraer la proteína. Con el objetivo de separar la parte líquida de los compuestos sólidos, los científicos han utilizado la técnica de la liofilización. “Este método es más suave y menos agresivo que la atomización, con lo que prácticamente no afecta a la proteína. Así conseguimos aislar la materia prima con la que vamos a trabajar”, aclara el Investigador.

Tras este proceso de deshidratación, los expertos han mezclado el compuesto aislado ya modificado de la proteína con un plastificante. “Conseguimos un concentrado sólido de proteínas y una vez preparada esa composición, la introducimos en una máquina inyectora y la depositamos en un molde. De ahí se obtiene la probeta con la que vamos a realizar los ensayos”, explica este investigador de la Universidad de Sevilla.

Además de presentar una capacidad de absorción superior a la de otros bioplásticos convencionales, los investigadores han avanzado que este compuesto reúne potencialmente cualidades para su uso en la horticultura, específicamente como dispositivos distribuidores de nutrientes agrícolas.

De hecho, la siguiente fase de este proyecto es estudiar la viabilidad de la liberación de estos compuestos en el campo a través de dispensadores naturales formados a partir de soja súper absorbente. Para ello, simularán un terreno en el laboratorio y colocarán las matrices cargadas de micronutrientes como sales minerales, hierro y zinc, a las que irán añadiendo agua.

De esta forma, comprobarán si tras la fase de drenaje y como consecuencia de la acción de estos dosificadores, el agua contiene nutrientes y en qué cantidad lo hace. “Queremos asegurarnos de que se produce un aporte controlado y ajustado a las necesidades del suelo. Además, al ser un plástico biodegradable elaborado a partir de proteínas de soja, los propios envases, una vez vacíos, servirían de sustrato para el suelo”, avanza Guerrero.

Siguiendo esta línea de estudio, los investigadores continuarán experimentando con otros productos como la colza o el algodón de los que se puedan obtener materiales súper absorbentes con aplicaciones en la industria de la higiene sanitaria y la agricultura.

 Este proyecto de investigación aplicada está financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y cuenta además con fondos FEDER.

http://noticiasdelaciencia.com/not/24458/obtienen-un-bioplastico-derivado-de-la-proteina-de-soja-capaz-de-absorber-hasta-cuarenta-veces-su-peso/

Diego Vallejo Iglesias (4ºC ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario

WannaCry, diario de campaña en Asia

Desde que el pasado 12 de mayo tuviera lugar el ciberataque WannaCry, los medios de comunicación de todo el mundo han informado extensamente sobre el mismo. Las terribles repercusiones del programa de chantaje, han dejado un reguero de incógnitas en relación a la seguridad informática de organismos públicos, empresas privadas y particulares.

El continente asiático, donde vive más de la mitad de la población mundial, es una de las regiones donde se ha notado con más fuerza la malignidad del programa. En países como China, Corea del Sur, Japón, Taiwán e India han tenido lugar diferentes casos que han puesto en alerta a las autoridades de dichos países. Incluso se ha especulado con la posibilidad de que el ataque tuvo su origen en Corea del Norte, lo cual aumentaría de manera dramática las implicaciones en la zona, aunque este extremo no se ha podido verificar.

El malware, que tiene como objetivo equipos informáticos con versiones de Windows sin actualizar, ha mostrado la falta de preparación de varias instituciones, organismos y empresas de la República Popular de China contra este tipo de ataques. Un día después del comienzo del asalto por internet, se contabilizaron casi 30000 organizaciones afectadas por WannaCry en el gigante asiático. Entre ellas se encuentran universidades, hospitales y agencias del Gobierno.

Ross Feingold señala a La Vanguardia que “los organismos gubernamentales, las instituciones de defensa y las corporaciones de Asia son objetivos permanentes de este tipo de ataques, debido a las numerosas disputas territoriales y políticas que existen en la región”. El consultor de riesgo político añade que “vemos esta continuidad de los ciberataques en casos como el de los hackers con base en China que constantemente rastrean las agencias gubernamentales y de defensa de Taiwán, los piratas informáticos de Corea del Norte que actúan contra las compañías y agencias gubernamentales de Corea del Sur y el mutuo pirateo informático entre India y Pakistán”.

http://www.lavanguardia.com/tecnologia/20170521/422737013768/wannacry-ransomware-ciberataque-asia-software-malicioso-programa-maligno-japon-china-taiwan-india.html

Marta Chapela Fernández (4ºC ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario

“A los charlatanes que hablan de envejecimiento se les hace mucho caso”

Manuel Serrano (Madrid, 1964) llevaba muchos años investigando el cáncer y el papel de los llamados genes supresores tumorales, que frenan esta enfermedad. Cuando aún era un estudiante postdoctoral en el Laboratorio Cold Spring Harbor de EE UU, participó en el descubrimiento de P16, uno de los genes de este tipo más importantes. Con el tiempo se fue aceptando que su nombre no les hacía justicia, pues no solo suprimen el cáncer, sino también todo tipo de daño en nuestras células que son el origen de muchas otras dolencias. Un descubrimiento clave de Serrano, publicado el año pasado, fue mostrar que daño y regeneración van unidos. Cuando se hiere un tejido, los genes mencionados inician el proceso para eliminar las células afectadas, pero también envían señales a otras sanas para que se reprogramen y regeneren el órgano dañado. “Es una idea nueva e importante, la consecuencia es evitar enfermedades y favorecer la reparación de tejidos”, explica Serrano.

El investigador ha realizado sus trabajos más importantes sobre envejecimiento y cáncer en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). Allí contribuyó a crear ratones que viven un 40% más sin enfermedades. También reprogramó las células de ratones para que volvieran a ser células madre, capaces de regenerar cualquier tipo de tejido. Este y otros trabajos trabajos están muy lejos de poder reproducirse en personas aún, pero auguran una nueva estrategia para tratar muchas enfermedades combatiendo su característica compartida, el envejecimiento.

El investigador ha decidido abandonar su puesto de jefe del Grupo de Supresión Tumoral en el CNIO, donde ha trabajado los últimos 13 años, y lanzarse a una investigación más amplia. Desde principios de mayo su grupo casi al completo se ha trasladado al Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona. En esta entrevista explica cómo piensa aplicar sus descubrimientos más recientes a la búsqueda de nuevos fármacos contra la diabetes y la fibrosis pulmonar, aunque el principio subyacente podría ser válido también para muchas otras dolencias.

Pregunta. Últimamente hay conferenciantes que pregonan que en pocas décadas la muerte será opcional y empresas que congelan muertos con la esperanza de poder resucitarlos en un futuro ¿Hay muchos charlatanes en el campo del envejecimiento?

Respuesta. No creo que haya más en este campo que en otros, lo que pasa es que se les hace más caso. Es sorprendente. La inmensa mayoría de la gente que trabaja en esto es bastante seria y no va vendiendo ni promoviendo este tipo de ideas tan llamativas. Hoy [por el martes] daba una conferencia Aubrey de Grey en Barcelona. Sus ideas no son realistas a día de hoy. A lo mejor dentro de 200 o 300 años lo son. Pero yo veo imposible predecir lo que va a pasar más allá de 20 o 30 años. El cambio más importante que ha habido en este campo es empezar a considerar el envejecimiento como una enfermedad, como algo que se puede manipular. En ratones se ha revertido, se ha conseguido que vivan más, incluso hacer que un ratón viejo vuelva a ser joven. Esto hace 10 años era ciencia ficción. Me imagino que si se puede hacer en un ratón se podrá hacer en humanos. Será más difícil, pero creo que habrá terapias antienvejecimiento en un futuro relativamente próximo, en 10, 20 o 30 años. Dudo que eso nos haga inmortales, pero vamos en esa dirección. A nadie le gusta envejecer. El que tenga padres o abuelos ancianos lo sabe. Hay una parte del envejecimiento que no tiene nada de noble.

¿Hasta dónde se ha llegado en aplicar esas técnicas en humanos?

Ninguna se ha probado en humanos. El único fármaco que se sospecha que es antienvejecimiento es la metformina. Es una observación puramente empírica. Hay millones de personas en todo el mundo tomando metformina todos los días, porque es el fármaco número uno para la diabetes. Hace tiempo se hizo la observación curiosa de que los diabéticos no vivían más, porque son diabéticos, pero tenían mucha menos incidencia de cáncer, párkinson, alzhéimer y otras enfermedades degenerativas. Si te olvidas de la diabetes, los que la tomaban estaban mejor que los que no la tomaban. En 2016, por primera vez, la FDA [agencia del medicamento de EE UU] aprobó el primer ensayo anti envejecimiento en humanos, con personas de 70 y 80 años, para testar rigurosamente si tomar metformina rejuvenece o no. Hay mucha gente en EE UU que la toma clandestinamente porque no tiene ningún efecto secundario negativo.

¿Cuál es la idea conductora de su nuevo trabajo en este campo?

Nuestro tema ha sido la supresión tumoral. Los mecanismos de defensa que tienen todas las células para protegerse del daño que va a producir cáncer. P53 y P16 son genes supresores de tumores. Siempre nos ha llamado la atención que estos genes no saben si un daño va a dar lugar a cáncer. Nuestros descubrimientos más importantes han sido sobre el papel de estos dos genes en cosas que no son cáncer. Hemos sacado a estos genes de esta casilla, porque no solo evitan tumores, sino muchas enfermedades. Nuestra contribución ha sido hacer que estos genes sean vistos como protectores del daño. Protegen indirectamente del cáncer, pero también de la aterosclerosis, la diabetes, el alzhéimer.

¿Cómo la va a aplicar a enfermedades?

Hemos encontrado una pista. Las células dañadas producen una citoquina que se llama interleucina 6. Cuando hay esta citoquina se favorece la reparación de los tejidos, es una herramienta para favorecer la reparación. También hay un fármaco que regula la actividad de P16, palbociclib. Son dos herramientas para engañar a un tejido y hacerle creer que hay un daño. Ese es el objetivo, iniciar la misma respuesta que produce el daño, pero de mentira.

¿Qué tipo de experimentos está realizando?

Una de las cosas que estamos haciendo es generar ratones diabéticos, pero que tienen páncreas. Lo que hacemos es inducir una imitación del daño y darles después interleucina u otros compuestos químicos para ver si alguna de estas células cobra plasticidad y genera células productoras de insulina. Es decir, que el páncreas se regenere a sí mismo. Esta estrategia se podría aplicar a otras enfermedades.

¿Se podría aplicar a personas?

Todo lo que hacemos se hace con productos químicos que se inyectan. Usamos ratones normales a los que inyectamos los compuestos por vía intravenosa. Buscamos un fármaco que imite el daño y que mimetice ese entorno reparativo que se genera después.

¿Se podrá llevar las riendas de esa regeneración sin que se desboque?

Sí. Cuando lo hacemos de forma genética, con losfactores de Yamanaka, se descontrola y generas teratomas, que no es lo deseable. Con estos fármacos el proceso de reprogramación no es tan exagerado. Es una desdiferenciación parcial, las células de páncreas siguen siendo células de páncreas, de esta manera es más controlado

¿También ha creadoSenolytic, una empresa para desarrollar un fármaco?

El daño inicia la reparación, pero en muchas enfermedades, si no se eliminan las células dañadas, se acumulan y generan la enfermedad. Se crea un círculo vicioso de inflamación donde el tejido nunca termina de recuperarse. De hecho cada vez va a peor. Estaspin-off se dirige a eliminar las células dañadas en la fibrosis pulmonar, donde hay una acumulación de células dañadas. Hemos encontrado compuestos químicos que matan a estas células, pero no a las sanas. Es como eliminar una cicatriz. Una herida que se regenera perfectamente no deja marca, es invisible.

A este ritmo de investigación, ¿qué generación empezará a beneficiarse de las investigaciones que se hacen en la actualidad, nuestros hijos o nietos?

Los fármacos que eliminan células dañadas creo que sí serán realidad en cinco años. Si no es en fibrosis pulmonar, puede ser la hepática, que es mucho más común, o la cardiaca. Esa es otra cosa que queremos hacer aquí. Se piensa que esta fibrosis está en el origen de las arritmias que eventualmente pueden desembocar en un fallo cardíaco súbito.

Después de 13 años en el CNIO, ¿por qué decidió irse?

Estoy dejando un poco el cáncer para estudiar otras enfermedades. El IRB es un entorno más adecuado para estas cosas que el CNIO. También quería cambiar. Es difícil encontrar un sitio donde se pueda trabajar mejor que en el CNIO, pero inevitablemente uno se acomoda y me daba la impresión que estaba repitiéndome a mí mismo. Me apetecía el desafío de cambiar de ciudad, de entorno científico.

Su salidacoincide con la de otros dos jefes del CNIO. ¿Cómo ve el futuro del centro?

El CNIO siempre está en todos losranking entre los 10 mejores centros de investigación del mundo en cáncer. Antes, durante y después de la crisis, siempre está ahí. No he conocido un sitio donde se trabaje mejor. Se han ido otros dos directores de departamento más, pero son coincidencias.

http://elpais.com/elpais/2017/05/31/ciencia/1496251960_986034.html

Daniel Martínez García (4ºB ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario

Asombrosos fósiles de dinosaurio acorazado con la cola en forma de garrote

El Museo Real de Ontario, ubicado en Toronto (Canadá), ha presentado uno de los esqueletos más completos y mejor conservados de anquilosáurido, que adquirió en 2016 procedente de la Formación Judith River, situada en el estado de Montana, en Estados Unidos. El esqueleto fosilizado, de unos 75 millones de años de antigüedad, incluye un cráneo y una cola en forma de garrote casi completos y tejidos blandos bien conservados. Los anquilosáuridos, una familia de dinosaurios extintos, tenían una gruesa armadura dorsal y su cola engrosada servía probablemente para defenderse de los dinosaurios carnívoros, golpeando sus patas, o en disputas territoriales con otros anquilosáuridos.

Los restos fosilizados, descritos en la publicación Royal Society Open Science, corresponden a una nueva especie de anquilosáurido: Zuul crurivastator, denominado así por su parecido a Zuul, el monstruo de ojos rojos que sale en la película Los cazafantasmas, de 1984. La nueva especie tenía, como Zuul, un hocico corto y redondeado y cuernos prominentes detrás de los ojos. La especie Zuul crurivastator medía unos seis metros de largo y pesaba unos 2.500 kilos, como un rinoceronte blanco.

“El tamaño y la forma de la cola con pinchos y acabada en forma de garrote, en combinación con la forma de los cuernos y ornamentos del cráneo, han confirmado que el esqueleto corresponde a una nueva especie de anquilosaurio”, dice Victoria Arbour, la principal autora del estudio. “El esqueleto se encuentra casi completo y, además, hay grandes partes de la armadura ósea en su posición natural. Pero aún más emocionante es la conservación de tejidos blandos como las escamas y las cubiertas con forma de cuernos y pinchos, que serán el objeto de una investigación futura “, expresa David Evans, director del proyecto paleontológico en el Museo Real de Ontario.

http://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/actualidad/asombrosos-fosiles-dinosaurio-acorazado-con-cola-forma-garrote_11505

Víctor Tomé Umbón (4ºC ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario

La adicción: del deseo a la pérdida de control

Las adicciones llevan presentes, a lo largo de la historia de la humanidad, en todas las épocas y estamentos. Ocasionan trastornos psiquiátricos crónicos y se caracterizan por la búsqueda y uso compulsivo de sustancias adictivas, incluso conociendo los graves efectos negativos que provocan. Al igual que otras muchas enfermedades, la adicción no es particular de raza, edad, género o condición, presentando un problema muy complejo donde convergen componentes psicológicos, sociales, legales, médicos y emocionales, entre otros.

Pero, ¿qué es lo que empuja al ser humano al consumo de determinadas sustancias? ¿Existe alguna relación entre ellas? ¿De dónde nace el poder de la adicción, que hace perder los principios a la persona más juiciosa y la razón a la más cuerda?

Entre las adicciones más frecuentes y aceptadas socialmente se encuentran la nicotina y el alcohol. En segunda línea, están la cocaína, el cannabis y las metanfetaminas, seguidas muy de cerca por la heroína (1). Al margen de las drogas, no debemos olvidarnos de la adicción a la comida, concepto que se ha definido a finales del siglo XX y que participa en una de las mayores pandemias del mundo actual: la obesidad. También es habitual la adicción al juego, a las compras y a otros comportamientos impulsivos relacionados.

Pero, ¿tienen algo en común todas estas adicciones? Las sustancias de abuso son muy diversas en cuanto a su composición química, y ejercen su acción en diferentes proteínas dianas del cerebro. Su consumo supone una combinación de efectos fisiológicos y conductuales concretos para cada caso. Sin embargo, dejando a un lado las diferencias en cuanto a los mecanismos por los que actúan, la mayoría de las drogas provocan un conjunto de efectos comunes tras la exposición continuada a las mismas (2). De igual modo ocurre con la práctica de algunas actividades (alimentación excesiva, compra impulsiva, apuestas…). En todos los casos se genera un refuerzo inmediato que favorece el consumo repetido y que termina desarrollando el trastorno de la adicción. Este efecto reforzante común en las distintas drogas se ejerce en el cerebro en la denominada vía dopaminérgica mesolímbica. Esta vía conecta, mediante el neurotransmisor dopamina, dos regiones del cerebro (el área tegmental ventral con el núcleo accumbens) y es conocida también como sistema de recompensa (Figura 1, en azul). El sistema serotoninérgico (Figura 1, en rojo) también se ve afectado por el consumo de drogas. Éste interactúa con las vías dopaminérgicas corticales (que van del área tegmental ventral hasta la corteza frontal) transportando serotonina, un neurotransmisor implicado en el comportamiento, el humor, el sueño y el apetito entre otras funciones.

Así una droga, independientemente de su acción principal, provoca un incremento directo o indirecto en la transmisión de dopamina, siendo esta molécula el neurotransmisor que causa el sentimiento de placer en el cerebro. Es la dopamina la que motiva al individuo mediante el gozo y el refuerzo para realizar ciertas actividades. Habitualmente nuestro organismo la produce durante experiencias naturalmente recompensables, como la alimentación, el sueño o el sexo, todas funciones necesarias para la vida. Las sustancias de abuso generan un incremento en sus niveles 10 veces superior a lo normal (4). Así, cuando el efecto desaparece, el individuo experimenta emociones negativas durante la abstinencia. Este sentimiento es el que empuja a la búsqueda del consumo repetido. Viene acompañado de un periodo de sensibilización y un aprendizaje del organismo a los estímulos ambientales relacionados con la droga. Finalmente, el organismo se acostumbra a la droga y cada vez necesita una dosis superior para que se produzcan los mismos efectos. Este fenómeno se conoce como tolerancia a la droga.

Las sustancias adictivas inducen en el sistema nervioso central una serie de cambios adaptativos que provocan tolerancia a la droga, dependencia física, sensibilización,craving(deseo por el consumo) y recaída. Por lo general, el individuo que cae en la espiral de la adicción no es consciente del proceso de adaptación que está sufriendo. Especialmente sucede en las personas que se encuentran en las primeras etapas de la dependencia, mostrando tendencia a negar cualquier tipo de craving. El craving por tanto forma parte de la adicción, intensificando el deseo ante señales asociadas al consumo .

Los procesos de dependencia y tolerancia de varias drogas de abuso se conocen desde hace tiempo. Sin embargo, se ha descubierto recientemente que incluso una sola dosis farmacológicamente relevante de algunas drogas de abuso puede inducir neuroplasticidad en poblaciones neuronales seleccionadas (como las neuronas dopaminérgicas del área tegmental ventral). Los efectos del consumo persisten por tanto mucho después de que la droga haya sido procesada por el organismo, dejando huella en el cerebro. La administración prolongada de sustancias de abuso induce cambios neuroquímicos, neurofisiológicos, estructurales y de expresión de genes en diversas regiones cerebrales.

Es importante que el consumidor aprenda a analizar, afrontar y utilizar sus deseos. Es necesario que observe cómo puede hacerlos desaparecer sin necesidad del consumo. Por tanto el adicto, con ayuda profesional, debe aprender a vigilarse ante la presencia del deseo por consumir, identificar los signos y manejar la situación. Actualmente uno de los objetivos principales en la investigación para el tratamiento de las adicciones es la identificación de nuevas dianas terapéuticas que permitan la prevención y el tratamiento de este tipo de trastornos

http://www.sebbm.es/web/es/divulgacion/rincon-profesor-ciencias/articulos-divulgacion-cientifica/1654-la-adiccion-del-deseo-a-la-perdida-de-control

Araceli Mancebo Carril (4ºC ESO)

Publicado en Actualidade científica | Deixa un comentario